Comprar Licencias

Encuesta

La normativa de pesca recreativa, le interesa consultarla por:

TiltViewer requires JavaScript and the latest Flash player. Get Flash here.
» Volver atrás


Pesca de pejerrey y trucha PDF Imprimir E-mail

1. Introducción

La pesca recreativa es una actividad realizada por personas naturales o extranjeras, que consiste en la captura de especies acuáticas, tanto en aguas continentales como en aguas marinas. Su fin es recreativo, deportivo o turístico y es desarrollada con un aparejo de pesca personal, el cual puede variar de acuerdo al tipo de pesca que se realice. Hoy en día la pesca recreativa ha perfeccionado y diversificado sus técnicas, gozando de diferentes estilos que se diferencian por el tipo de equipo que se utiliza para la extracción. La distinción de estos elementos va desde el tipo de caña de pescar, hasta el anzuelo o mosca. La pesca recreativa es una disciplina moderna que pone mayor énfasis en la conservación de las especies y el cuidado de los ecosistemas acuático y terrestre. Es un arte a través del cual se aprende a disfrutar de la tranquilidad y para el cual se requiere de paciencia y de una devoción especial por el mundo acuático y los seres vivos que lo habitan.


2. Pesca recreativa del pejerrey

La pesca recreativa del pejerrey en Chile representa un 40% en términos del esfuerzo e intencionalidad de pesca que realizan los pescadores recreativos recreativos. Las especies de pejerreyes pescadas son el pejerrey Chileno (Basilichthys australis), el cauque (Odontesthes mauleanum), el pejerrey Argentino (Odontesthes bonariensis) y el pejerrey de mar (Odontesthes regia). (ver Fig. 1.).

 

 

Fig. 1. Especies de pejerreyes que son objeto de la pesca recreativa en Chile.

Los pejerreyes pertenecen al orden de los teleósteos, familia de Atherinidae. El pejerrey Chileno es de color gris pizarra plateado, oscuro en el dorso y claro en el vientre. La aleta caudal y las aletas dorsal y anal son grises y las escamas son pequeñas. Vive en los remansos de los ríos, canales, y busca el agua clara. Es una especie muy vivaz y astuto y no se deja capturar con facilidad. Su tamaño normal es de 20 cm, pero suelen encontrarse ejemplares más grandes. El pejerrey argentino es más claro que el chileno, de un gris plateado amarillento, con una franja brillante desde la cabeza a la cola, con escamas grandes. En la cabeza, entre los ojos, tienen reflejos multicolores cuando el pescado recién sale del agua, pero que luego desaparecen. El pejerrey argentino vive en aguas templadas, pero también se ha aclimatado en aguas más frías y salobres. El pejerrey de mar se parece mucho al de agua dulce, pero una cosa lo hace inconfundible, es el color amarillo verdoso de las aletas y del borde de la aleta caudal. Su tamaño es de porte pequeño no superior a los 20 cm.

La pesca del pejerrey Chileno está considerada por los pescadores deportivos, como un desafío, ya que es el tipo de pesca donde se requiere mucha concentración por la gran habilidad y astucia que ellos poseen, siendo la especie de pez de agua dulce que mas dificultades presenta para su captura. La practica de la pesca del pejerrey Chileno, requiere que se realice en el máximo silencio posible, y los pescadores deben desplazarse por la orilla de los ríos manteniendo cierta distancia entre ellos. Todo esto debido a que es una especie que se mantiene muy alerta a cualquier fenómeno extraño que ocurra en su hábitat, lo que los hace recelosos y están permanentemente a la defensiva ante los ruidos y a la presencia humana. Tiene su hábitat prácticamente en todos los curso de agua de la zona central del país. En Chile es posible capturar al pejerrey Chileno usando diversos tipos de carnadas, entre las que podemos citar, gusano de tebo, lombriz de tierra, masa preparada con harina y yema de huevo, y también se puede usar el típico equipo de pesca con mosca.

La pesca del pejerrey Argentino está considerada como una escuela ya que es el tipo de pesca donde dan sus primeros pasos y se forman los pescadores recreativos y que además permite que participe toda la familia a orillas de un tranque o de un embalse. El pejerrey Argentino tiene su hábitat prácticamente en todos los tranques de la zona central del país con una importante abundancia por tener doble desove en el año. La practica de pesca del pejerrey Argentino permite la participación de todo el núcleo familiar, por lo que es común observar a orillas de un tranque o laguna hasta 3 generaciones de pescadores con la caña de pesca en la mano.

La pesca recreativa del pejerrey se realiza con línea de mano o con caña de pescar y carrete, con un nylon entre 0.20 y 0.30 mm, con anzuelos del 20 y plomada o flotador o ambas en un armado como se observa en la Fig. 2. Al usar carnada se puede realizar la pesca de superficie, usando flotador o efectuando la pesca a fondo, ya sea dejando la carnada quieta o efectuando movimientos dentro del agua de tal manera de atraer la atención de los peces. La pesca del pejerrey se realiza con carnada viva de preferencia gusano de tebo o usando equipo mosquero. El gusano de tebo es la larva de la polilla (Langsdorfia valdiviana) que parásita a una especie arbustiva nativa llamada tebo o trevo (Trevoa trinervis), especie que se desarrolla muy bien en la cordillera de la costa y en terrenos del secano costero.

 

 

 

Fig. 2. Aparejos y carnada usada comúnmente en la pesca del pejerrey.

3. Pesca recreativa de truchas

La pesca recreativa de las truchas, en Chile representa un 60% en términos del esfuerzo e intencionalidad de pesca que realizan los pescadores recreativos. Las especies de truchas pescadas son la trucha arcoiris (Oncorhynchus mykis), trucha café, o trucha fario o trucha marrón (Salmo trutta) y trucha fontinalis o trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis) (ver Fig. 3).

La trucha arcoiris (Oncorhynchus mykis), presenta un cuerpo robusto, comprimido, más elongado en hembras que en los machos, con una cabeza corta y convexa, boca redondeada y pequeña (excepto en machos adultos), y con 100 a 140 escamas en la línea lateral. La parte superior de su cuerpo es de color verde brillante a café y su parte inferior es plateada, a lo largo de su flanco se dibuja una franja rojo-violáceo, iridiscente, característica de esta especie.

 

 

Fig. 3. Especies de salmónidos que son objeto de la pesca recreativa en Chile.

La cabeza, el opérculo, el cuerpo y las aletas dorsales, caudal y anal, están densamente cubiertas de pequeñas manchas negras. Es un pez que puede llegar a medir hasta más de un metro; sin embargo, los ejemplares que comúnmente se capturan miden entre 30 y 60 centímetros. Es una de las más abundantes truchas existentes en Chile, su distribución abarca principalmente desde la zona central hasta el extremo sur del país, incluso en Calama. Es una especie de crecimiento rápido, se reproducen en agua corriente, desovando a fines de invierno y primavera. Habita de preferencia las aguas torrentosas y lagos profundos y sus hábitos alimenticios son esencialmente carnívoros.

La trucha café o trucha fario o trucha marrón (Salmo trutta), tiene un cuerpo elongado y comprimido con un pedúnculo caudal alto, cabeza grande y larga. Boca redondeada y larga, el maxilar sobrepasa el borde posterior del ojo (de mayor longitud en individuos de gran talla). Presenta una segunda aleta dorsal adiposa. La línea lateral presenta de 120 a 130 escamas. El color del cuerpo es oscuro en el dorso, con tonos verde oliva o café verdoso. Las partes laterales, costados o flancos, son más claras. Una característica importante en el color, es la presencia de manchas negras y rojas en los flancos. Las manchas rojas y algunas negras, tienen casi siempre un ancho reborde de color claro. Las manchas de color rojo, a menudo aparecen en la aleta dorsal posterior que. El tamaño es inferior a las otras especies de truchas alcanzando como máximo una talla de 80 centímetros. Se distribuye desde la V hasta la XII Región. A veces invade las aguas costeras marinas, especialmente en los fiordos y canales de la zona austral, XII Región. Habita de preferencia aguas torrentosas, pero pueden desarrollarse satisfactoriamente en lagunas, cuya temperatura máxima no exceda los 20° C. Llega a la edad de madurez sexual a los 2 o 3 años. Se reproducen en agua clara corriente; su desove tiene lugar a fines de otoño e invierno.

La trucha fontinalis o trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis) tiene un cuerpo oblongo, elongado y moderadamente comprimido. Boca grande y el maxilar se extiende por detrás del borde posterior del ojo. Presenta escamas pequeñas y cicloideas y una segunda aleta dorsal pequeña y adiposa. La parte superior del cuerpo es verde pálido o verde oliva, jaspeada con típicas manchas alargadas o irregulares de color amarillo verdosa. Flancos considerablemente más claros con borrones rojos, los cuales están generalmente bordeados con márgenes de azul intenso; la parte inferior es pálida, amarillenta (rojo carmín en la época de reproducción). Las aletas pectorales, abdominales y anal, son de un color que fluctúa del naranja al rojo; además, están limitadas anteriormente por un claro margen blanco. El tamaño promedio es de 25 centímetros, aunque alcanza en ocasiones al metro de longitud. Se han encontrado ejemplares de 7 a 8 kilos de peso. Su distribución es mas bien restringida y es la trucha menos difundida en el país. Se le encuentra en algunos lugares cordilleranos de la Provincia de Aconcagua en la V Región, existiendo además referencias sobre su presencia en la Provincia de Magallanes, XII Región. De todas las especies de truchas introducidas en Chile, ésta es la más exigente en cuanto a temperatura, oxigenación y transparencia del agua y el desove se produce en otoño.

Chile es uno de los mejores lugares de Latinoamérica para la pesca de salmones y truchas, sobre todo en la Región de Los Lagos y la Patagonia. La pesca de las truchas se realiza de diversas maneras y con diferentes aparejos de pesca personal que esta formado por una línea, con o sin lastre, que posee anzuelos y que puede ser manejado en forma directa o con la ayuda de una caña ya sea desde la orilla o embarcado. Los aparejos de pesca habilitados para pescar truchas son todos artificiales y se pueden dividir en la pesca de lanzamiento o "spinning", la pesca con mosca o flyfishing y la pesca con devolución o catch and release. La pesca de lanzamiento o "spinning"que es un aparejo que posee un señuelo artificial o cebo de cualquier tipo, unido a una línea; en este aparejo el peso necesario para poder realizar el lanzamiento está dado por un señuelo u otro elemento, y no por la línea. La pesca de mosca o "fly fishing" utiliza un aparejo que posee un señuelo artificial llamado "mosca", unida a una línea especial mediante un tramo denominado "leader"; en este caso, el peso necesario para el lanzamiento que se realiza con una caña está dado por una línea. La pesca con devolución o "catch and release" es una modalidad de pesca con mosca, usando un anzuelo sin rebaba y en la que el pez capturado se libera inmediatamente al curso del agua, en buenas condiciones, lo que permite su sobrevivencia. Para liberar al pez primero se desengancha rápidamente el anzuelo sin tocar las branquias ("agallas") y no presionar al pez, ni manipularlo con las manos secas. De acuerdo al DS 320/1981 esta prohibido la pesca de truchas, salmones y percatruchas con carnadas vivas y el uso de señuelos con mas de un anzuelo con mas de tres puntas o arañas.

Las moscas más comunes son de tipo streamer o imitaciones de camarones chicos, atados en anzuelos inoxidables. La mejor forma de capturar truchas es imitando su comida y el comportamiento de ésta, o sea, recoger medianamente rápido si se trata de un pescado chico o en forma más lenta, si se imita a un camarón. No es conveniente pescar con líneas de superficie, sino que de hundimiento, por la forma de alimentación de estas especies. Además, es mejor pescar cuando está subiendo la marea o con marea alta, al amanecer o al atardecer.

Los tipos de señuelos usados en la pesca de las truchas son las moscas, la pluma, el látigo, las cucharas y el pez artificial (ver Fig. 4). Las moscas pueden ser húmedas o secas, las primeras se llaman también moscas ahogadas y son un símil de una ninfa acuática, también se incluye en este tipo la pluma que es una mosca muy atractiva para las truchas. Las moscas secas o látigo es un símil a un insecto o vertebrado pequeño acuático en su estado adulto, después de eclosionar, esta modalidad que requiere algo más de habilidad en cuanto al lance y la captura puesto que es necesario "clavar" la trucha al verla que ha atrapado la mosca, se pesca con un sedal especial, denominado cola de rata, la cual termina en un escaso metro de sedal convencional y una sola mosca de este tipo. Las cucharas de metal constan de una paleta giratoria que emite brillos en el agua provisto de un anzuelo de punta, generalmente la paleta suele ser dorada o plateada, aunque hay modelos cubiertos con pluma, lana, tela y otros elementos que la hacen más llamativa. Finalmente tenemos los señuelos que imitan un pequeño pez o streamers, son de una estructura similar a una cucharilla, el cuerpo se asemeja a un pez o a un anfibio, puede poseer la pala al igual que la cucharilla o no, el ser imitado puede ser más o menos rígido, lo que le permite ondular y deben llevar un solo anzuelo triple. El pez artificial puede ser de plástico o de silicona, y se pueden dividir en 2 clases, los flotantes y los ahogados, estos últimos son más pesados y generalmente traen un anzuelo triple colgando del "abdomen" del ser imitado.
Un de los elementos importantes en la pesca de las truchas es el conocimiento de los habitat naturales ya sean ríos, lagos embalses etc. Respecto de los ríos el pescador deportivo debe saber que en los ríos existen zonas que son muy "productivas" por la gran capacidad que tienen de albergar insectos subacuáticos. Son sitios de corriente rápida, pero de poca profundidad, lo que permite el paso de la luz hacia el fondo y el crecimiento de algas muy pequeñas que conforman la dieta de los insectos. En un río también se reconocen porque existe una gran cantidad de piedras, lo que da a la superficie del agua un aspecto poco liso. En estos lugares (riffles) se puede encontrar una gran cantidad de peces alimentándose durante todo el día y son ideales para pescar con imitaciones larvales de estos insectos (ninfas y pupas). La distribución de los peces es muy homogénea, no se agrupan, así que no se debe perder el tiempo buscando el lugar más adecuado. Sumados a éstos también hay otros sitios un poco menos productivos, pero también buenos y corresponden a las "correntadas" o "piscinas" (runs and pools), pues a ellas llegan insectos arrastrados desde las partes superiores del río. En las piscinas es recomendable pescar con imitaciones de peces pequeños y otras presas de tamaño parecido (streamers). Ahí la pesca superficial durante el día no es muy efectiva. La cola (tail) de una piscina o su parte posterior, es una zona poco profunda y por ahí sale toda la comida que ha entrado a la piscina, por lo tanto es un lugar estratégico para encontrar peces. Este es uno de los sitios más productivos, pero es difícil para pescar, debido a que los peces tienen aquí una excelente visibilidad, pues el río posee una superficie lisa y de poca profundidad como un espejo. La parte por donde entra el agua en un río es la garganta (throat) de la cabeza, un sitio angosto y relativamente bajo, lo que genera una gran velocidad en el agua. Ese no es un buen lugar. Luego de la garganta viene un sector más profundo, el caudal se ensancha y disminuye la velocidad del agua. Esa es la parte óptima. El pescador debe ubicarse en los bordes o límites donde se forman trechos lentos en sentido opuesto a la corriente principal. Es bueno tener presente que los peces siempre están en los sitios en contra de la corriente, donde pierden poca energía, ya que se mantienen en la sección lenta, pero lo suficientemente cerca de la corriente para ir en busca de alimento sin moverse mucho.

 

 

Fig. 4. Señuelos usados comúnmente en la pesca de las truchas.

Volver Arriba

 
spamme@sernapesca.cl spamme@sernapesca.cl jose.arcadio.buendia@sernapesca.cl jose.arcadio.buendia@sernapesca.cl